Donde la literatura y la maldad se toman un té

miércoles, 27 de mayo de 2015

Orlando Vengador – Chispa de noviembre, de Rubén Fonseca

Título: Orlando Vengador – Chispa de noviembre
Autor: Rubén Fonseca
«En una ciudad donde los caballos mecánicos tiran de pomposos carruajes, las motos no llegan a tocar el asfalto y las guerras de bandas se disputan las oscuras calles, surge Orlando, el vengador enmascarado. Un misterioso héroe, demasiado cercano a Lady Violet, que prefiere pelear a capa y espada que con potentes armas eléctricas.
Pero ¿quién se oculta tras la máscara de Orlando? Eso se pregunta tanto la banda del temible William O’Shea [Zarza: o sea, tía] como el inspector Wallace. Parece que todo confluye en un punto: la mansión de Lady Conrad. ¿Se habrá traído Lady Violet un asesino, un protector, de sus viajes por Italia y España? ¿Acaso es su amante?
Una cosa está clara, Orlando solo responde a su propio código moral [Zarza: y al nombre de Orlando, ¿por qué? ¡¿Por qué?!]. No duda en desafiar a la policía y a las mafias por la justicia. Los obreros se revuelven contra su yugo [Zarza: ¿así que también se dedica a oprimir a los obreros?], una nueva y poderosa banda con extrañas armas se organiza en secreto… la nobleza está más amenazada que nunca.
¿Conseguirá Orlando imponer la paz y la justicia en la ciudad [Zarza: y el yugo sobre los obreros]? ¿Conseguirá proteger a Lady Violet?»

He de decir que, ahora que por fin me he leído la sinopsis de esta obra, algunas cosas que no había entendido de la historia han cobrado algo más de sentido. Volveré a repetirme (a este paso tendré que hacer grabaciones con mi voz para poder reutilizarlas, o quizá memes): si, para poder entender el libro, antes tienes que haberte leído la sinopsis, es que algo no va bien. ¿Por qué demonios os pensáis que yo siempre procuro leerme los libros para las críticas sin saber gran cosa de ellos? La prueba del algodón.

En fin, iré por partes.

En primer lugar, quiero agradecer al autor que nos haya enviado un ejemplar de esta obra. Sí, queridos hierbajos y hierbajas, Rubén Fonseca es otra víctima voluntaria de este Jardín. Gracias, Rubén, eres una persona muy valiente, o tal vez un tanto suicida. Quiero decir: esta novela está publicada con la editorial Pulpture que, como su propio nombre indica, se especializa en literatura pulp [para aquellos que no lo sepan, la literatura pulp se caracteriza, entre otras cosas, por dar prioridad a la trama sobre el argumento: son historias sencillas y ágiles, comerciales y, en principio, sin demasiada profundidad narrativa], así que venir a nuestros dominios con algo como esto era, cuando menos, bastante arriesgado.

Así que, sí, estimado autor: consíguete un buen cubo de helado.

Entro en materia:


No tengo nada más que decir de la sinopsis, aparte de lo ya dicho, así que paso directamente a la trama.

Hablando de meterse en sitios...
¿Honestamente? No tengo ni pajolera idea de sobre qué demonios va esta historia. Hay una cosa y solo una que tengo muy clara: si por mí hubiese sido, la novela no se hubiese titulado «Orlando vengador», sino más bien «Orlando buscapleitos». En serio: el tipo se dedica a irse metiendo en todos los frega’os sin que al lector le termine de quedar claro cómo ni por qué.

Os voy a hacer un resumen de la novela tal y como se la intenté explicar a un penpal mío que me preguntó en qué andaba ocupada:

«Es una cosa de lo más rara, una mezcla extraña entre s. XIX + ciencia ficción futurista + historieta barata de comic de superhéroes. De verdad, muy rara. Y el personaje principal es una lesbiana (o bisexual, no lo tengo claro) que SPOILER [aunque esto se descubre a las pocas páginas, pero bueno] se pasea por ahí vestida de hombre, un tal Orlando, muy a lo rollo El Zorro, luchando por las calles espada en mano en un mundo en el que hay pistolas eléctricas FIN DEL SPOILER. Y además es… espantosa: actúa como un hombre, un hombre un tanto machista además, y su interés romántico parece ser una delicada y tímida damisela a la que se dedica a dar órdenes a diestro y siniestro (es su sirvienta, para más inri) y a tratarla como a una chiquilla. Es hasta creepy

Es muy sencillo: sólo tienes que seguir la flecha.
Además, es una historia increíblemente caótica, porque no solo no te presenta el mundo cotidiano ni a los personajes que van apareciendo [me he sentido como si hubiese cogido un cómic de mitad de una extensa saga sin haber nunca oído hablar de la historia, por lo que había referencias continuas a personajes y situaciones que yo no conocía], es que además hay varias tramas cuya relación no he llegado a entender por completo y escenas que se van intercalando de manera caótica e imprevisible. He terminado como un pato mareado.

Núcleo no hay, que yo haya visto. Muy en la línea del pulp. Peña dándose de leches a cada página y poco más.

Os presento a Bat-dad. Soy muy fan.
Respecto a la autoridad de la voz narrativa… Tenemos un narrador omnisicente en tercera persona. Y creo que eso es básicamente todo lo que puedo contaros de él. La verdad, he estado tan ocupada intentando enterarme de qué demonios estaba sucediendo con la acción que el narrador era el menor de mis problemas, con diferencia. No recuerdo haber pensado en ningún momento que el narrador no fuese apropiado, pero, como digo, no iba yo muy atenta. Lo que sí recuerdo haber pensado era que parecía la voz en off de un cómic de superhéroes; ya sabéis: la versión chunga del «érase una vez, en un reino muy, muy lejano», en plan con vozarrón masculino grave y ronco. Para mí, el narrador de esta historia era como el narrador de los cómics de Batman, describiendo cómo Orlando el enmascarado vaga por las oscuras calles de la ciudad de Gotam Collieridge Road [ni siquiera sé si ese es el nombre de la ciudad o de una calle, para que os hagáis una idea de hasta qué punto la historia no está situada], combatiendo a los malos con sus batgadgets y su batmóvil coche fantástico. También recuerdo haber pensado que el narrador tenía un crush gordo con Orlando, porque no paraba de describirte lo perfecto, guay y diestro que es para hacer TODO.

Ya sabéis que hay distintos tipos de canales.
En general, hay muchas cosas de la historia y del narrador que no funcionan a nivel narrativo debido al canal: hay muchos recursos propios del cine y cosas que se hubieran entendido si el canal hubiese sido audiovisual, pero, al no serlo, y al no haber descripciones, sólo sigue añadiendo a la confusión creciente del lector.

Los personajes. Qué cacao. He leído esta historia con la creciente sensación de que me plantaban un nombre nuevo al menos cada dos páginas. Sé que algunos de ellos eran nombres que ya habían sido mencionados al menos una vez con anterioridad, pero, puesto que no habían sido debidamente presentados, me resultaba imposible acordarme de ellos ni ubicarlos. La mayor parte del tiempo mi lectura ha sido así: «Personaje llega y dice que Personaje ha hecho tal, así que van a ir a hablar con Personaje para capturar a Orlando». Lo juro, llegó un momento en el que directamente empecé a hacer salto de palabra cuando aparecía un nombre, ya resignada a que de todas formas no iba a saber quién era ni me acordaría de él para cuando quisiera volver a asomar brevemente la cabeza por el texto.

Os presento a Lady Violet.
Sí tengo identificados a un par más aparte de la protagonista. No me apetece nada ahora mismo tener que hablar de ellos, pero haré un esfuerzo. En general: presentación nula, caracterización bastante deficiente. Hay un inspector de policía que parece querer disputarse el puesto de coprotagonista, pero que sencillamente no está construido: no sabemos literalmente nada de él, ni siquiera queda claro cuál es su posicionamiento moral [la situación moral y humana presentada en la historia es confusa y controvertida]. También hay un mayordomo, como el de Batman. Un ama de llaves de la mansión de la que tampoco se sabe nada, más que tiene un nieto y le quiere mucho. Luego está la delicada damisela de la que os hablaba antes, que parece que tiene algún tipo de conflicto con Lady Violet, no resuelto y no presentado en la novela: yo a veces tenía la sensación de que era un problema de celos y otras veces tenía la sensación de que la pobre muchacha tenía auténtico miedo a su mylady (pero vamos, ni pajolera idea, como todo lo demás). Y finalmente está la propia Lady Violet, que se comporta la mitad del tiempo como una mujer libertina y sexualizada y la otra mitad como un hombre machista, mezcla extraña donde las haya.

Termino con la prosa. Los terneros campan a sus anchas. Mi imagen favorita es la de los cuchillos que beben ávidamente de la sangre de sus víctimas (no es una cita) y que aparece varias veces, si no recuerdo yo mal; en mi cabeza hace pop up una esponja carnívora muy chunga y afilada. Aparte de terneros, el texto es completamente plano, mucho pim-pam-pum bocata de atún, mucho guantazo, mucho Orlando volando por ahí en su moto o en su batmóvil. Y ya. No hay apenas descripciones que permitan situarse o comprender la acción ni el mundo en el que se sitúa, las escenas son completamente gratuitas y se intercalan unas con otras a veces sin sentido y sin transición, los personajes aparecen como setas y luego se mueren a la misma velocidad y nunca más se vuelve a saber de ellos (o quizá sí, al otoño siguiente). Cacao de órdago, como ya he dicho. Nada más que añadir.

Termino con mi habitual sección de quejas y carcajadas, tendréis que perdonármelo (atención spoilers):

-Imaginad hasta qué punto la narración es caótica que la primera página y media me las tuve que leer al menos cuatro veces antes de entender cuántos personajes había en escena, dónde estaba cada uno y qué diablos estaba pasando. Cuando la cosa empieza de tal guisa…

-Las pocas descripciones que hace el narrador se fijan en elementos aleatorios y/o inverosímiles y/o en un orden que entra en conflicto con el efecto pretendido. Por ejemplo:

«En un rincón, en una mesa repleta de polvo y con un cenicero lleno de colillas presidiéndola, había un personaje de lo más peculiar. Vestía como un caballero de los barrios acomodados de Collieridge Road, pero sus ropas ofrecían un aspecto lamentable. Su sombrero estaba ajado, su chaqueta llena de manchas de alcohol y desprendía un fuerte olor a tabaco de mala calidad. Pero lo peor no era eso, sino el pasamontañas cubierto de sangre que le ocultaba el rostro.» Ni siquiera sé por dónde empezar a reprocharle a esta descripción en concreto: orden de presentación de los elementos para lograr el efecto, fail; y de qué color es el pasamontañas para que se vea claramente que está manchado específicamente de sangre, por Dios bendito.

«El inspector se frotó la cara. Tenía un aspecto cansado. Su largo cabello pelirrojo estaba enredado y sucio, y las legañas de sus pestañas se veían a distancia.» Esta descripción sólo se abre paso después de haber estado hablando un rato el hombre con Lady Violet, así que tan llamativo no debe de ser.

-El narrador y su crush:

«Lord Whitelaw se dispuso a sacar su pistola y liquidar a Orlando. Sin embargo, a pesar de que se había creído capaz de desenfundar con la rapidez necesaria para sorprender a su enemigo, acabó con un puñal brillante atravesándole la mano. La velocidad de Orlando había sido prodigiosa y el grito de dolor de Lord Whitelaw así lo proclamó.» [Zarza: Lord Whitelaw gritó: ¡¡PRODIGIOSO!! Perdió la mano, pero se quedó admirado.]

«Grácil como una pantera, Orlando se encaramó al techo.»

«Cuando un coche se cruzaba en su camino, lo esquivaba virando el volante con maestría.»

-El momento «plot twist!!» en el que el narrador nos desvela que Orlando en realidad es Lady Violet disfrazada es desternillante, y además ella sigue haciendo referencias a sí misma en masculino y hablando de Violet en tercera persona, lo cual lo hace todo más confuso y, por descontado, más divertido:

«Diane carraspeó, pero cogió la peluca de la mesa y, tras quitarle el antifaz, se la colocó con mimo a Orlando. Eran unas extensiones de óptima calidad. Nadie sospecharía nunca que se trataba de cabello artificial. Así, mientras Diane peinaba al espadachín, que aún no se había deshecho de sus armas, este dejó de ser Orlando para transformarse en Lady Violet Conrad.
—Nadie pensaría mal de usted jamás —le aseguró Diane—. Todos comprenderían su dolor. Lord Conrad era muy querido.
—Menos por su esposa —añadió Violet—. Y por unos cuantos familiares. Nada que deba tenerse en cuenta.» Menos por su esposa que… ¿no eres tú? Y además, ¿qué haces vengando su muerte y ajusticiando sangrientamente a los asesinos si el tipo ni siquiera te caía bien a ti? Si alguien lo entiende, que me lo cuente.

-Violet me cae obesa. En serio: la odio. Es una puta insensible. Es como un tío machista y ombliguista y tiene a Diane bajo su pulgar. Es bastante creepy y desagradable [no que esto sea malo a nivel narrativo, pero tendría que ser intencionado y estar presentado de manera consistente]. Me resulta un poco difícil encontrar ejemplos concretos de esto, así que tendré que conformarme con este (aunque es poco representativo, menos aun sacado de contexto): al principio, da la sensación de que Diane tiene miedo de Lady Violet por algún motivo, y aparece lo siguiente, «Diane se soltó del brazo de su abuelo y pidió permiso para retirarse. Con desgana, Violet le concedió la dispensa». ¿Con desgana? Pues vaya, gracias. Ya os dicho que yo sólo me leo historias cuyos protas me caen mal si las historias están bien escritas.

Además, Violet es mazo de pasivo agresiva con el pobre mayordomo, que se preocupa sinceramente por ella (el mayordomo es además el abuelo de la querida, Diane): «—Muchas gracias por preocuparte por mí. Tal vez deberías cuidar igual de bien de Diane y no permitir que pase la noche fuera, esperando mi regreso.» Comentario no solamente passive aggressive, sino también bastante machista. Nuevamente, si esto fuese intencional y estuviese justificado, estaría bien.

-Sexualicaciones que te pillan desprevenida:

«—Dirige la investigación, inspector. ¿En serio me considera capaz de contratar a un sicario para deshacerme de mis pretendientes? Debe de tener mucho valor para venir a hacerme proposiciones indecentes. Estaba equivocada con usted.» ¿Desde cuándo acusarte de asesinato se considera una proposición indecente? ¿En qué universo?

Además, Violet, tanto cuando está vestida de mujer como cuando va disfrazada de Orlando, no hace más que soltar comentarios sexuales y contonearse o hasta ¡besar! al inspector. No obstante, el inspector sigue creyendo que Orlando es un hombre (el amante de Lady Violet, además) y su comportamiento no le sorprende en modo alguno.

-Con dos cojones:

«—Damas y caballeros —dijo Sparks [Zarza: ahora entiendo lo de chispa de noviembre] como si nada hubiera sucedido—. Esto va a ser rápido si colaboran. Sabemos que algunos de ustedes han traído a sus hijos a la fiesta. Si no quieren que algo malo les suceda, les ruego que firmen los documentos que mi abogado les pasará a continuación.» Abogado y todo. Como si firmar bajo coacción tuviese algún tipo de validez legal.

-Me desorino toda, que dice Amaranto:

El malo dispara a discreción contra Orlando, pero este se cubre con su capa chachi-guay antibalas [wtf?], así que el malo se enfurece: «—Voy a matarte a hostias —lo amenazó.»

-Lecciones de «modales» que Orlando le da al malo:

1. «No hay que entrar en una fiesta a la que no se ha sido invitado». Nadie ha invitado a Orlando, o eso creen los presentes. Si lo hubieran invitado, eso querría decir que la anfitriona, Violet, lo conoce, y ella ha negado conocerlo ante la policía.

2. «Solo un malnacido pretende asesinar a una niña delante de su madre». Mejor hazlo a su espalda.

3. «Y jamás hay que disparar contra una dama». Contra un hombre sí, eso no hay problema.

Reacción de los presentes ante el discursito: «Todo el salón de baile estalló en aplausos y exclamaciones de admiración». Wtf is wrong with you, people?

-Declaraciones de esas que te hacen plantearte si estás entendiendo ALGO, por poco que sea, de esta novela:

Orlando dice: «Por Dios, que Lady Conrad podría ser mi madre.» WTF?! Orlando ES Lady Conrad disfrazada. ¿Cómo es esto posible? No puede ser que Orlando aparente ser un jovencito (según declaran todos los personajes) y Lady Conrad en realidad sea una cuarentona. Algo falla.

-En la página 103 por fin el narrador tiene a bien decirnos que nos encontramos en un lugar llamado Albión, y tiene una monarquía. O… que la tuvo en algún momento.

¡¡¡PRODIGIOSO!!!
-Comportamientos ridículos por parte de los personajes:

El inspector está ingresado grave en el hospital, le dan malas noticias de una fuga de presos de la cárcel y él pega un chillido para «descargar su frustración», porque puede [Zarza: ¡prodigioso!].

Como digo, se han escapado presos mazo de chungos de la prisión chunga. Tras de sí dejan un mensaje: «Orlando, no te quites el antifaz» pintarrajeado en las paredes. La policía considera que su máxima prioridad es atrapar a Orlando. ¿Me lo explicas?

El inspector le devuelve a Orlando no sé qué cosa que este había perdido, Orlando pega un chillido de emoción y le da un beso en la mejilla al inspector. Nada sospechoso [Zarza: ¡prodigioso!].

Sólo faltó un cameo.
-Apariciones estelares:

De pronto, hay una revolución obrera gestándose. ¿Relación con todo lo demás? Sigo buscando.

De pronto, aparece una niña loca que no tengo ni pajolera de dónde sale ni qué pinta en todo este tinglado, pero que se dedica a envenenar hamsters y personas por igual: los primeros, para dárselos de comer a su gato gordo, y los segundos, para pasarlos a cuchillo ella misma. Escena subrealista donde las haya. La niña no vuelve a aparecer (gracias al cielo).

Y así es como alguien se entera de que Orlando en realidad es Orlanda: «Tyler padecía de vértigo y no pudo evitar aferrarse al torso de Orlando y tocar más de la cuenta.» Me mondo, en serio.


Chichómetro: ah… no, lo siento.

Potabilidad: no estoy segura de que sea físicamente posible beber esta cosa.

Carcajadas: wtf/10

Otras páginas que tienen publicadas críticas o reseñas de este libro, por si os interesa contrastar: No me gustan los números, Awakened Mind, Epidemias. [Lo admito: a veces, cuando leo reseñas ajenas, me pregunto si no habremos leído libros distintos.]

54 comentarios :

  1. ¡¡Hola!!
    Yo hice la reseña (mencionas mi blog al final de la entrada) pero sólo de las primeras páginas y sí, fui muy benevolente con todo (aparte de que mis reseñas no son profesionales y hay aspectos que no puedo o no se criticar). Pero estoy de acuerdo en lo que comentas que se ve en esas primeras páginas.

    Por un lado pensé, "quizá ha empezado así de caótico todo debido a un plan maestro para darle un "shock" al lector y luego la cosa se normalizará", pero veo que no jajaja. Veo que el caos, la falta de presentaciones de los personajes, las descripciones nefastas y demás van a peor.
    Tampoco conocí a Lord Violet demasiado. Tres diálogos y ya pero sí que pensé que le podía pasar una tarjeta de una psicóloga amiga mía para que se lo hiciese mirar (tanto hablar de sí misma en tercera persona y en masculino O_o). Encima ahora leo que se transforma completamente en un machista de cuidado. ¡Marchando de regalo un pack de 4 sesiones!¡Pago yo!

    Así que sí, hemos leído el mismo libro pero yo sólo unas 20 páginas gratuitas que no me dieron tiempo de corroborar esas ideas que pululaban por mi cabeza (ya creía que era yo la que no me enteraba con tanto nombrecito...)

    También entonar el "mea culpa" ya que estoy aprendiendo a ser un poco mala hierba. Lo admito, me cuesta, pero cuando lo he hecho me lo he pasado divinamente XDD

    Por cierto, os leo siempre así que ha sido un honor que me mencionéis en el blog XD ¡A seguir siendo malas!

    ResponderEliminar
  2. Buenas, Ortiga ^^

    Muchas gracias por la reseña. Como siempre, me ayudais mucho. Tengo que reconocer que las partes de risa no las he leído aún. Esperaré a la tarde.

    Como dije, ya cumplí mi parte del trato y lo volvería a hacer =D

    ResponderEliminar
  3. Oh dios, suena como si hubieran tratado de cruzar a Batman, el Zorro y a Mademoiselle de Maupin (Tipa francesa y bisexual del siglo XVIII que peleaba con rapieré) y... De hecho olvida al Zorro y a Batman, tengo sospechas que el autor se enamoró de la biografía de La Maupin y trato de reescribirla con juegos de azar y mujerzuelas ¡Incluso olvidemos a La Maupin, hagamos un libro al azar lleno de mujerzuelas!

    Saludos, es genial verlas activas, aprovechó de informar que entre julio y agosto tendré depresión post-termino de novela y aprovecharé eso para despertar mi instinto suicida y ofrecer una novela propia de víctima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pd: Se me paso un I en el siglo y olvide corregirlo apenas me di cuenta. La Maupin es del siglo XVII.

      Eliminar
  4. Como editor resentido que ha publicado este libro, he de reconocer que me he reído en algunas partes de la reseña. Pobre Rubén Fonseca y pobres nosotros, vaya tela, jeje. Pero bueno, obviamente como editor tengo que defender la obra (aunque el autor haya accedido de manera personal y con todo su derecho a ser víctima de esta masacre, cosa que me parece muy bien), así que aquí vengo yo, en lugar de soltar a los perros y cagarme en tu blog desde mi casa.

    Tengo que empezar diciendo que estoy de acuerdo en algunos puntos que has señalado, cosas que van a ayudar a Rubén a mejorar. Gracias por esa parte. Pero, claro, es difícil tomarte en serio cuando te dedicas a destripar a base de cuchilla y mala baba de esa manera, con argumentos tan endebles como, sencillamente, dar tu opinión, lo que es muy meritorio porque lleva un gran trabajo detrás*.

    *Es ironía. Por si acaso.
    Y sí, voy a defender la novela criticando tu forma de criticar.

    Por supuesto entiendo que es el papel, y que de eso va el blog, igual que Risto Mejide construyó su popularidad en torno a su habilidad de decir "verdades" de mala manera. El problema es que la línea que separa la crítica mordaz, irónica e inteligente de la suma patochada es tan fina como difusa, y pasar de una a otra es tan fácil y habitual que lo normal es que estés más en el lado de la patochada que en el otro. Eso le ha pasado a Risto, que pierde toda credibilidad cuando se dedica a destrozar las cosas porque sí. Esto es lo que pasa básicamente en esta reseña, que solo vas a machete y pierdes por el camino toda la razón. Todo esto desde tu papel (tengámoslo presente) de destroza-libros insensible. Para mí, este post es una sucesión simpática de gifs e impresiones carentes de toda justificación.
    En definitiva, es a las reseñas lo que la Cuore a las revistas. Uff. Aargh. Etc.

    Bien por conseguir vuestro lugar. Mal por los que te tomen en serio.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descuida, lo dije para bromear (y jactarme de algunos cocimientos históricos), jugaba con las impresiones que dan de la novela (y de verdad recordé mucho a la Maupin). Luego de hacer dicho comentario fui directo a tu blog y busqué con mi celular página por página hasta dar con la entrada que hiciste sobre tu libro y allí me enteré de como empezó y en que te basaste, aunque nunca he leído nada de dicha autora, lo siento.

      Saludos ~

      Eliminar
    2. Buenas ^^

      Si por mí fuera, no me habría metido en jaleos y solo habría agradecido a las Malas Hierbas la labor de publicidad y corrección porque yo les pedi que hicieran esto. Si buscas otras reseñas, verás que no digo ni mú aunque sean positivas.

      Lo que pasó ayer es que soy humano y me dolió que alguna gente pudiera malinterpretar mi novela y pensar que puse un personaje machista sin motivo. Que no es machista, sino que tiene más matices. Por motivos personales, odio a las personas machistas con todo mi ser y si te bajas el pdf de los primeros capítulos de la novela verás que se lo dediqué a dos mujeres.

      Gracias por mirar mi blog y querer informarte sobre las referencias ^^

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. ¿Al final Orlando se queda con el inspector?. Me esta matando la curiosidad xD

    ResponderEliminar
  9. @Jorge Plana, he de decir que, al igual que han dicho más arriba, me parece un flaco favor al libro que pretendas defenderlo simplemente por atacar mi forma de criticar. Quiero decir: puedes estar más o menos de acuerdo con mi crítica y puedes opinar lo que quieras sobre la forma, pero criticar mi crítica no dice nada positivo de la novela. Que tu mejor defensa consista en intentar desacreditarme de una manera tan pobre como decir que lo único que hago es "dar mi opinión" y decir "patochadas" a mí lo que me dice es que claramente no tienes defensa, punto. Es decir, puede que de hecho *tengas* defensa, pero lo único que has conseguido por el momento es desacreditar (aún más) al pobre libro, por no hablar de a ti mismo. Si, tras leer mi crítica, opinas que critico sin aportar argumentos, lo cierto es que no sé qué decirte: me limito a señalar características y fallos que he visto en la novela; si tu idea de "argumentar" es que vaya a tu casa con el manuscrito entre las manos y te señale con el dedo cada fallo o ausencia de caracterización de un personaje, me temo que no va a suceder, pesar de mis pesares. Por otro lado, algunas de las cosas que señalo ni siquiera son fallos como tal (lo de la voz de narrador en off y su crush, por ejemplo, o que el personaje de Lady Violet sea una colgada marchista e insufrible), y si Felix dice, además, que han sido recursos que ha empleado de manera deliberada, eso es maravilloso (otra cosa diferente es que funcionen o que su intención haya quedado clara [o que a mí guste, claro, que eso ya es otro tema]).

    En fin, no voy a añadir nada más a tu comentario, porque francamente opino que tú solo te lo has dicho todo xD


    @Felix, si tu intención era la parodia, miro con otro ojos tu novela. No obstante, tengo que decirte que no me parece que tus intenciones hayan quedado muy claras (ya sea por motivos de espacio o por cualquier otra razón). Creo que tu novela se ajusta bien al género pulp en conjunto, y además tiene como ese aire de literatura decadente que a mí francamente me produce nostalgia (con eso asocio un poco yo el pulp, no puedo evitarlo). El mayor fallo que le veo al conjunto, como ya he dicho y (re)dicho en mi crítica, es que resulta increíblemente confuso y que muchas de las cosas que quieres hacer no están bien presentadas (las personalidades de los personajes, por ejemplo). En mi opinión, te has propuesto demasiadas cosas al mismo tiempo y te has terminado liando tú solo. Personalmente, no me considero en absoluto una analfabeta funcional, pero ya he dicho que no me he enterado de la mitad de lo que pasa en tu historia; a partir de ahí tú tendrás que sacar tus propias conclusiones.

    En cualquiera de los casos, mi crítica no está ahí para que te la tengas que tomar a pies puntillas y que mi palabra sea Ley. Lo que te sirva para mejorar, bien por ti, y aquello con lo que no estés de acuerdo, eres perfectamente libre de seguir haciendo como mejor te plazca: yo no soy infalible, por descontado, e incluso aunque lo fuera tú estás en tu derecho de seguir cometiendo los fallos que te dé la gana si te gustan (yo hay cosas que hago al escribir, que sé que están "mal" y aún así las hago, porque me da la real gana, y punto en boca, ¿no te digo?).


    Pues ale. Tirando millas.

    Con amorr,

    O.

    ResponderEliminar
  10. Hola otra vez. Me agrada ver las palabras que diriges a Felix, incluso aunque no sean todas buenas.

    Sobre mi comentario, pues bueno, me he limitado a hacer lo mismo que dices que has hecho tú en la reseña: señalar características y fallos, sin más. Y el fallo en este caso es el mismo que me lleva a no molestarme en defender el libro: que no creo que te interese ni te importe (no a nivel personal, ojo, sino para hacer esta crítica) lo que tengamos que decir sobre él. Si esto fuera así no harías la reseña como la haces. Por eso, sencillamente, me he metido en el juego y no he perdido tiempo argumentando la novela, porque yo solo quería dejar constancia de lo que opinaba, igual que tú, del trabajo de otra persona (y si juegas a un juego, ¿por qué te sorprendes cuando también juegan los demás?). Si a ti o a alguien más le interesa, nosotros encantados de charlar sobre ello y contrastar opiniones (cosa que hacemos con todo aquel que quiera tomarse la crítica en serio).

    Así que no veo el flaco favor por ninguna parte, solo me limito a señalar lo que salta a la vista, y es que el tono del blog no es un tono que invite a justificar. Solo despelleje y espectáculo, y creo que eres muy, muy consciente de ello y que lo aprovechas muy bien. Felix solo ha señalado cómo él cree que tendría que haber defendido el libro, y es algo totalmente subjetivo.

    En cualquier caso, si te interesa esto, te invito a discutir seriamente el tema por la vía que quieras, sin necesidad que vengas a mi casa a señalar nada en el manuscrito (o a la oficina, que es donde lo tenemos). Ahí, por cierto, veo de nuevo que confundes argumentar con señalar. Por ejemplo, me señalas que me «desacredito». Pero no justificas tu respuesta. Yo te acuso de atacar alegremente el libro. ¿Por qué? Porque no te has molestado en justificar tus respuestas. «¡Esa señora va muy fea!». ¿Por qué? «¡Porque sí, va muy fea! LoL XD GIF». Así de simple y de sencillo.

    ResponderEliminar
  11. Simplemente, me parece bastante triste la forma de hacer daño a alguien que está empezando, triste, con ilusión, partiendo de la mofa. No soy un profesional de la literatura, pero superar la línea de lo irónico y lo burdo no es tan complicado, y en este blog se logra. En líneas generales, me parece bastante triste la actitud o el fin de este blog (así como bastante patético su creador/creadora). Desde el respeto, o desde un humor más respetuoso, podríais haber ayudado a su autor a mejorar para futuras ocasiones. La maldad, por maldad, está bastante vacía de contenido, que es, precisamente, lo que te/os falta como autora/s.

    ResponderEliminar
  12. Bueno...no Se bien por donde empezar y como intentar dirigirme con el respeto q ni os merecéis.
    Para empezar...al autor que criticáis y q no solo ha escrito este primer libro hecho suyo, da la casualidad de que es uno de mis mejores amigos...
    Pero esta claro q vosotras sois la espina mas amarga de cualquier rosal...y q nunca le llegareis ni a la suela de los zapatos, ni como profesional, y sobre todo como persona, puesto q para ganaros la vida en un blog...solo lo hacéis a base de críticas destructivas q no construtivas...
    Pobre Rubén....pobre por tener a alguien como vosotras o tu, en un pedestal y respetaros...lo segundo no sabéis ni lo q es...
    Parece q no hemos leído el mismo libro...para catalogar a alguien de algo ( en este caso me quedo con machista) primero hay q argumentar bien de lo q se dice o se habla. Veo q no tenéis ni puta día en todos vuestros renglones porque lo único q hebeis hecho es dañar en cada frase que decís.
    Ojalá os vaya igual de bonito q deseáis a los demás...

    ResponderEliminar
  13. Ese triste entre comas no debería aparecer (Problemas de escribir y borrar jejeje). Sin más, creernos unos Ristos Mejides de la vida pues está muy bien, muy divertido. Pero también hay que saber, sino nuestro trabajo queda como una "niñatada".

    ResponderEliminar
  14. Veamos, Jorge Plana, vayamos por partes (como Jack, el destripador):

    >>Me agrada ver las palabras que diriges a Felix, incluso aunque no sean todas buenas.
    ¡¿?! Me niego a contestar a esto. No puedo hacer más que mirarlo con absoluta incredulidad.

    >>Sobre mi comentario, pues bueno, me he limitado a hacer lo mismo que dices que has hecho tú en la reseña: señalar características y fallos, sin más.
    En palabras de Zarza, estás justificando tu forma de argumentar en base a que la mía es igual y es errónea. Una perversión bastante poco acertada de la falacia tu quote, si me lo permites.
    En otro orden de cosas, al contrario de lo que estás haciendo tú aquí, a mí de hecho me han pedido que escriba esta crítica. En este Jardín, todo el mundo es libre de dar su opinión, tú incluido, pero conste que nadie te la ha pedido :D

    >>Y el fallo en este caso es el mismo que me lleva a no molestarme en defender el libro: que no creo que te interese ni te importe (no a nivel personal, ojo, sino para hacer esta crítica) lo que tengamos que decir sobre él.
    A...ham. Bueno, gracias por decirme lo que pienso, porque, ya sabes: seguro que tú lo sabes mejor que yo.

    >>(y si juegas a un juego, ¿por qué te sorprendes cuando también juegan los demás?)
    No te confundas. Mi asombro viene de otra parte (como el hecho de que pretendas comparar mi análisis de una serie de características narrativas de una obra de ficción con tu bombardeo de falacias).

    >>Si a ti o a alguien más le interesa, nosotros encantados de charlar sobre ello y contrastar opiniones (cosa que hacemos con todo aquel que quiera tomarse la crítica en serio).
    ¿Qué crítica? ¿Mi crítica, de la que opinas que nadie debe tomarse en serio? ¿O hablas de "la crítica" como concepto abstracto?
    En todo caso vuelvo a repetir que esta es la crítica que Felix PIDIÓ. Él perfectamente sabe a lo que nos dedicamos, porque lleva algún tiempo por estas lindes. La verdad es que no comprendo tu actitud.

    >>Así que no veo el flaco favor por ninguna parte,
    Ya, me doy cuenta.

    >>Felix solo ha señalado cómo él cree que tendría que haber defendido el libro, y es algo totalmente subjetivo.
    Y yo he expresado igualmente mi opinión: coincido con Felix, defender una novela se consigue defendiéndola, no atacando al que la ataca. Francamente, esto es ridículo (además de otra falacia de tipo ad hominem).

    >>En cualquier caso, si te interesa esto, te invito a discutir seriamente el tema por la vía que quieras, sin necesidad que vengas a mi casa a señalar nada en el manuscrito (o a la oficina, que es donde lo tenemos).
    En un tris voy a ponerle solución a esto. Los que llevan tiempo por aquí saben que discutir es deporte nacional por estas tierras.

    >>Ahí, por cierto, veo de nuevo que confundes argumentar con señalar. Por ejemplo, me señalas que me «desacredito». Pero no justificas tu respuesta.
    Claramente, no has leído mi comentario. Te lo repetiré: "Que tu mejor defensa consista en intentar desacreditarme de una manera tan pobre como decir que lo único que hago es "dar mi opinión" y decir "patochadas" a mí lo que me dice es que claramente no tienes defensa, punto." Vas a tener que perdonarme esto, pero si me dices que no lo ves, esto ya implica una falla seria en tu comprensión lectora, y ahí sí que ya no puedo ayudarte.

    ResponderEliminar
  15. Comentario, bis:

    >>Yo te acuso de atacar alegremente el libro. ¿Por qué? Porque no te has molestado en justificar tus respuestas. «¡Esa señora va muy fea!». ¿Por qué? «¡Porque sí, va muy fea! LoL XD GIF». Así de simple y de sencillo.
    Okay. Vamos a ver si puedo poner solución a esto. Procedo a enumerarte los puntos claves de mi crítica, a ver si esto te lo pone más sencillo (parafraseo mi propio texto):
    -Las historia es caótica y difícil de seguir porque:
    A) No presenta el mundo cotidiano ni a los personajes.
    B) Hay varias tramas paralelas en curso cuya relación no se termina de entender.
    C) Las escenas se van intercalando de manera aleatoria.
    -No hay núcleo discernible.
    -La voz narrativa está caracterizada como un cómic de superhéroes y tiene un crush con Orlando.
    -Hay presencia de muchos recursos más adecuados a un canal (audio)visual que escrito.
    -Los personajes son muy numerosos y no están adecuadamente presentados en la inmensa mayoría de los casos. Apenas tenemos información relevante en cuanto a personalidad u otras características de los personajes que aparecen con mayor asiduidad. Lady Violet es machista y se comporta a menudo como un hombre (ya sea por locura, como parece ser que pretendía construirla su autor, o por cualquier otro motivo).
    -El texto no tiene apenas subtext, hay metáforas extravagantes, apenas hay descripciones.

    Y aclararé (porque parece ser que es necesario): esto NO son fallos, son CARACTERÍSTICAS.

    Estimado Jorge, esto no es un "va fea porque va fea", es un "lleva una camisa de cuadros, la hechura de los hombros es un poco estrecha y, a mí, personalmente, el color no me gusta". Precisamente creo que a la gente le resultan útiles nuestras críticas porque, al margen de que podamos expresar una opinión sobre un personaje y poner un gif al lado para completar al coña, nos centramos en analizar conceptos narrativos. Algunas de las cosas que he señalado en esta crítica son aciertos (siempre y cuando sean intencionados) y otras son fallos. Si el autor quería crear una camisa de abuelo, genial, pero si buscaba una blusa provocativa para mujer, igual no va por tan buen camino.

    ResponderEliminar
  16. ¡Festín de trolls! ¡Que corra el ron!

    No sé vosotros, pero si me pongo en los zapatos de Felix, toda esta situación me empieza a dar mucha vergüenza ajena.

    Por suerte para mí, no soy Felix, sino Ortiga, y soy una furcia sin corazón, así que voy a alimentaros amablemente, queridos míos.

    Anónimo nº1.
    >>Simplemente, me parece bastante triste la forma de hacer daño a alguien que está empezando, triste, con ilusión, partiendo de la mofa.
    Debo insistir: esta ha sido una crítica por encargo. No entiendo toda esta algarabía.

    >>En líneas generales, me parece bastante triste la actitud o el fin de este blog (así como bastante patético su creador/creadora).
    Alma cándida, aprender no es una cosa tan horrible, De vez en cuando está bien probar.

    >>Desde el respeto, o desde un humor más respetuoso, podríais haber ayudado a su autor a mejorar para futuras ocasiones.
    Lo creas o no, eso hacemos. Y no solo a Felix. Que tú no seas capaz de aprender así no quiere decir que otros no puedan. No deberías ser tan cuadriculado.

    >>La maldad, por maldad, está bastante vacía de contenido, que es, precisamente, lo que te/os falta como autora/s.
    ¿Y qué tal la maldad por encargo? :D


    Anónimo nº2.
    >>Bueno...no Se bien por donde empezar y como intentar dirigirme con el respeto q ni os merecéis.
    Oh boy, esto empieza bien...

    >>Para empezar...al autor que criticáis y q no solo ha escrito este primer libro hecho suyo, da la casualidad de que es uno de mis mejores amigos...
    ¿Y esto es información relevante porque...?

    >>Pero esta claro q vosotras sois la espina mas amarga de cualquier rosal...
    Calla. Me sacarás los colores.

    >>y q nunca le llegareis ni a la suela de los zapatos, ni como profesional, y sobre todo como persona, puesto q para ganaros la vida en un blog...solo lo hacéis a base de críticas destructivas q no construtivas...
    Mentes cuadriculadas 2.0

    >>Pobre Rubén....pobre por tener a alguien como vosotras o tu, en un pedestal y respetaros...lo segundo no sabéis ni lo q es...
    Tu mejor amigo te inspira lástima. Y lo muestras públicamente. Qué bonito. Personalmente, me sentiría un tanto ofendida.

    >>Parece q no hemos leído el mismo libro...
    My thoughts exactly.

    >>para catalogar a alguien de algo ( en este caso me quedo con machista) primero hay q argumentar bien de lo q se dice o se habla.
    Oh, cielo santo. No me digas que ahora alguien ha interpretado que estoy llamando machista a Rubén Fonseca porque he dicho que su personaje es machista. Lo siento, pero aquí el problema lo tienes tú, mejor amigo.

    >>Veo q no tenéis ni puta día en todos vuestros renglones porque lo único q hebeis hecho es dañar en cada frase que decís.
    Mmm... ni puta idea ¿de qué?

    >>Ojalá os vaya igual de bonito q deseáis a los demás...
    Yo siempre le deseo a todo el mundo que le vaya genial, así que... =)


    Anónimo nº1 (again).
    >>Sin más, creernos unos Ristos Mejides de la vida pues está muy bien, muy divertido. Pero también hay que saber, sino nuestro trabajo queda como una "niñatada".
    Por curiosidad, ¿es aquí dónde según tú tengo que empezar a darme por aludida? xD


    Con amorr,

    O.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo nº1 (and here I come again [ya que te gusta ese cambio de idioma]), quizás si sea tan cuadriculado como dices. Vaya, captar la personalidad de una persona en un mensaje es bastante sencillo. No creo que quedarse a pocos metros de llamar a alguien "mierda", que te ha faltado decir "eh, tú, so mierda pinchá en un palo" sea la mejor de las formas. Que tu crees que sí, adelante entonces, pero como bien dices, también te expones a que se te comente, y no por ello somos "trolls", al igual que yo me expongo que me contestes, obviamente en tu humor satírico. Me dedico lo mejor que se a enseñar a niños, y no tan niños, a aprender inglés, y por nada del mundo se me ocurriría desprestigiar todo el trabajo que realizan. Está bien que comentes sus errores, que su obra puede que los tenga, pero tampoco estaría mal recompensar su trabajo, o buscar lo positivo de su obra. Me ha tocado ver de cerca (y no en el caso de Felix), como a una persona le decían que su pintura era cuanto menos denigrante, y esa persona acabó abandonando la carrera en Bellas Artes. Quizás no hay que ser tan radical, o quizás yo lo veo tan feo porque Felix me toca de cerca. No estoy de acuerdo en las formas, y sí, para ser Risto Mejide ya tenemos el original, no se necesitan copias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo nº1.
    Llamo troll a cualquiera que venga a mi casa a faltarme al respeto. Porque, no te engañes, lo vuestro no es humor satírico (me temo que eso requiere más fineza), lo máximo que habéis hecho es insultarme y acusarme. No me malinterpretes, me divierte contestar a estos emails, pero me gusta llamar a las cosas por su nombre.

    Mis críticas son extremadamente duras y puntillosas, no soy prolija en los halagos. Estas cosas Rubén ya las sabía antes de venir al Jardín a pedirnos nada. Comprendo y respeto tu preocupación por su estado de ánimo en una situación como esta, en tu calidad de amigo; pero lo que tú también tendrías que comprender y respetar es que él vino a nosotras por propia voluntad y además sabiendo a lo que se exponía. Venir tú y el otro anónimo, como habéis venido, es no solamente una falta de respeto hacia mí y las otras malas hierbas, es infantil y, en mi opinión, no ayuda a Rubén, porque le ponéis en un lugar difícil.

    Por cierto, da la casualidad de que yo también soy profesora de inglés. Trabajo principalmente con niños con problemas de aprendizaje y con fracaso escolar, y debo decir, evitando la falta modestia, que soy extremadamente buena en mi trabajo. Pero no hay que confundir el culo con las témporas: lo que yo hago en este blog es algo que no está al alcance de cualquiera, porque no cualquiera tiene el estómago y la autoestima de encajar una crítica de este tipo, pero eso no quiere decir que sea mala, quiere decir que tienes que tenerlos muy puestos y un amor propio grande para venir aquí. Yo no hago críticas para personas que vienen a mí al borde del equivalente literario del abandono escolar, para eso tendría que crear otro blog completamente diferente. Te guste o no, este blog es lo que es, y allá cada cual con lo que quiera hacer con él.

    Con amorr,

    O.

    ResponderEliminar
  19. Aquí está falaciaman. No voy a entrar mucho más en este embarrado. De hecho, he visto que no lleva a ningún sitio en cuanto he leído tu primer comentario, el que has hecho a mi frase «Me agrada ver las palabras que diriges a Felix, incluso aunque no sean todas buenas», que no pretendía otra cosa que reconocimiento sincero por la charla con Félix. Me parece que lo has malentendido, sacándolo de madre totalmente. Por otro lado, el sistema de desmenuzar el comentario, y en algunos sitios sacarlo de contexto, es una técnica bastante elemental (que ya vemos que se te da muy bien) y que solo crea confusión.

    A mí me encanta discutir, pero hay una falta de entendimiento irrefutable —no creo que sea por la buena o mala comprensión lectora—. Así que voy a matizar un par de cosas y me retiro de este show.

    Por un lado, insisto, no estoy defendiendo el libro de Rubén. Él se puede defender solo, como ya ha demostrado. Mi crítica es a tu forma de criticar, y te la he puesto aquí porque es la primera que me leo y además me «afecta». Lo que hago es quitarle importancia a tu reseña, dejar claro que no se puede tomar en serio algo construido así. Tendrás razón en unos puntos (cosa que te he reconocido desde el primer comentario y que tú has ignorado en tu despliegue casi demagogo) y en otros no, pero en general el tono de la reseña es el que es, y por lo tanto no se puede tomar en serio.

    Supongo que debes de estar acostumbrada a un ejército de fans que os dan palmadas y un ejército de trolls que os ponen en anónimo que no valéis nada, o que mejor que os perdáis en el espacio sideral. Yo no, os he puesto mi opinión (con mi nombre), que por cierto —ya que estamos— no hace falta que me la pida nadie, esto es Internet y sabéis cómo va. Es lo que hay. Y es a lo que te expones.

    Me vuelves a decir que Rubén ya sabía dónde se metía. Otra vez. Como si no te hubiera dicho que ya lo sé, y que esto no tiene nada que ver con Rubén, sino con esta entrada y el reconocimiento de calidad que se merece. Pero, si te place, vuelve a repetírmelo. A lo mejor incluso consigues que la gente crea que me he ofendido por la reseña.

    Un último apunte. No creo necesario que tengas que decir a Felix-Rubén cómo pensar cada vez que comentas. Él es un tipo muy inteligente, y además coherente de la leche, y creo que ya lo ha demostrado en sus explicaciones de ahí arriba. Que él piense lo que le dé la gana de cómo le defiende la gente.

    Te deseo muchos seguidores, pero espero que sean consecuentes. En fin, siempre está bien contrastar opiniones.

    Venga, hasta otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow luego de tanta pelea este comentario me dejó una duda existencial y quizá jamás la contestes Jorge Plana, pero vale la pena dejarla planteada:

      Quitando tu motivación para restarle importancia a la reseña y dejando sólo los argumentos ¿Desde tu razonamiento había que quitarle peso a una reseña como la siguiente?

      "Amo el libro, es lo mejor de la vida, los personajes son geniales y me encantan, la pluma del escritor es un regocijo, todos tienen que leerlo.

      10/10."

      Saludos.

      pd: Estaba tentada a desafiarte a hacerlo, comprendo que, antes de valorar si la reseña vale la pena o no, discriminas si es positiva o negativa y es válido (aunque igualmente injusto) en tu situación.

      Eliminar
    2. Hola otra vez. Como Jorge dijo que no se volverá a pasar y cumplirá su palabra, respondo yo.

      Conociéndole como le conozco, sé que te diría que esa reseña es una mierda. Si vas a la página web de la revista de la editorial, Ánima Barda, verás que tienen columnas de opinión de diversa gente que refleja nuestra política más o menos (digo más o menos porque nunca han puesto una pistola en la cabeza a alguien para obligarle a escribir). Si buscas en esas columnas, verás que muchas se basan en el valor de ser crítico. Si no recuerdo mal, creo que había una que se metía con esos blogs.

      ¿Qué paso aquí? Que Jorge trabajó codo con codo conmigo una novela en la que nos dejamos la piel, y ve una reseña donde nos destrozan, pero pareciendo que reseñan otro libro. Yo me dejé la piel e ilusión. Jorge, la piel, ilusión y dinero y nuestra editorial no es Planeta. Ha agradecido parte de la reseña de Ortiga y con otra echa chispas porque obvia cosas. Creo que cualquiera en su lugar haría lo mismo.

      En fin, hemos dejado clara nuestras posturas. Cada uno ha cumplido su parte del trato, yo dedicaré el segundo libro a las Malas Hierbas a lo Vito Corleone (siempre cumplo mi palabra y mis deudas) y Ortiga y yo nos mandamos correos bomba con amor para ver qué ha pasado. Yo digo que su ordenador se habrá tragado páginas del pdf que le mandé. Ella, que soy una deshonra como escritor.

      Un saludo.

      Eliminar
  20. No quería entrar en esto porque conozco al autor y he leído cosas suyas (aunque esta novela aún no) y porque conozco este blog y estoy encantado con el trato que me dieron en su momento, pero ahora que empezamos con los anónimos me veo en la obligación de apoyar un poco a estos hierbajos, aunque sé que no lo necesitan.

    Es obvio que todos los que venís a esta entrada a atacar a Ortiga y a Zarza no os pasáis por el blog habitualmente. Si lo hicierais, sabríais ver detrás de las bromas más o menos ofensivas, los gifs y las mofas y veríais la crítica profesional que hay detrás. Porque realmente es un tipo de crítica que uno no obtiene de ningún blog que reseñe libros, sino de un profesional de la corrección, y esos normalmente cobran por hacerlo. Si os molestáis en dar un viaje por el blog en vez de echaros las manos a la cabeza y mentar tanto a Risto Mejide (que no sé qué coño tendrá que ver con la corrección de estilo XD), os daríais cuenta de que detrás de todo el humor y la ridiculización cruel (que sí, eso lo hay, y es parte del acuerdo tácito entre el blog y sus lectores), hay mucho más, como os decía.

    Los habituales del blog entiende al ver una foto de ganado y leer la palabra "terneros" que lo que Ortiga está criticando son las metáforas sin sentido. También suele señalar las que son received text. Analiza la voz del narrador para ver si funciona o no, la complejidad de los personajes... En fin, que no voy a entrar a defender que hay una crítica muy profesional detrás de todo el humor satírico, porque para mí es obvio que la hay, como lo será para los habituales del blog, imagino.

    Y lo que es más importante, Félix, Rubén, el autor de la novela, VISITA este blog y él HA PEDIDO la crítica. ¿Creéis que la habría solicitado si creyera que Ortiga y Zarza hacen críticas vacías que no aportan nada? Además, por su respuesta creo que ya ha quedado claro que, más allá de que haya cosas en las que no coincida, encuentra útiles algunas de las correcciones.

    Entonces, si el autor lo ha solicitado sabiendo lo que había y él no ha puesto el grito en el cielo, ¿qué sentido tiene que vengáis amigos y anónimos a atacar? Desde luego, le hacéis flaco favor a Rubén. Porque os voy a ser sincero, yo tenía pensado leer el libro, y sigo pensando hacerlo, porque conozco a Rubén de los mundos de Internet y ya he leído antes cosas suyas; pero si no lo conociera, os aseguro que no sería la crítica de Ortiga, sino la lluvia de amigos y anónimos atacando al blog lo que me quitaría las ganas de leerlo. Porque la impresión que dais es la de que el autor se ha picado y ha mandado a sus amigos a liarla parda aquí. Y yo SÉ QUE NO ES ASÍ, porque como digo, conozco a Rubén; pero para el lector que llegue aquí sin conocerlo, seguramente no sea tan evidente y crea que es el típico caso de autor picado.

    En fin, que yo os aconsejaría que le deis un vistazo al blog (aprenderéis mucho y os reiréis a partes iguales) y que no vengáis a atacar al que reseña para supuestamente defender el honor de vuestro amigo, porque le hacéis un flaco favor a ojos de cualquiera que se pase por aquí y eche un vistazo a los comentarios.

    Que aparte, aun en el caso de que Ortiga y Zarza de verdad fueran escoria que pierde el tiempo haciendo entradas tan largas solo para burlarse y humillar a alguien sin ningún tipo de argumentos (que no lo son, pero bueno, si es lo que queréis pensar...), ¿quiénes sois vosotros para venir a protestar cuando, repito, ES EL AUTOR QUIÉN HA SOLICITADO QUE LO HAGAN? Esto es como si yo pido a alguien que me dé un puñetazo y luego voy a denunciar a comisaría...

    En fin, al margen de todo esto, a mí me sigue apeteciendo leer el libro a pesar de las cosas que comenta Ortiga (¿y creo que va a tener continuación, no? Que me imagino que el caos se irá reduciendo y las cosas se explicarán más a medida que continúen las aventuras de Orlando).

    Oh, y Zarza, no puedo irme sin decirlo: ¡¡PRODIGIOSO!! (me meo cada vez que lo leo; será mi nuevo grito de guerra en este blog).

    ResponderEliminar
  21. Buenas, aquí estoy otra vez. Gracias por aparecer, Jorge. Temía que alguna gente pensara que estoy mal de la cabeza. Tú me entiendes.

    En primer lugar, debo decir que tanto Jorge (mi editor), mis amigos y yo somos personas autónomas y tenemos diversas opiniones. Yo estoy agradecido y otra gente está furiosa. Todos tienen sus motivos. Entiendo que Ortiga se moleste porque, después de hacerme un favor y leer mi libro, venga gente nueva a criticar cosas que lleva haciendo desde siempre. Sin embargo, también entiendo que mis editores que se cabreen si ven que se sacan cosas de contexto, que yo creo que se reducen a malentendidos. Por ejemplo:

    "-En la página 103 por fin el narrador tiene a bien decirnos que nos encontramos en un lugar llamado Albión, y tiene una monarquía. O… que la tuvo en algún momento. ¡Prodigioso!

    En la novela se dice que hay una monarquía. Se menciona al rey muchas veces y en un determinado momento se dice que la cárcel se construyó y allí se encerró al último rey de la dinastía Blackshield.

    Pongamos la situación con otros nombres. La historia se ambienta en España, donde reinan los Borbones, y se dice que se construyó en una cárcel y que allí se encerró al último rey de la dinastía Habsburgo. En fin, puede que yo al tener estudios de historiador vea normal que en un régimen político, ya sea democrático o monárquico, se vayan sucediendo partidos políticos o dinastías. A otra gente eso le resultará extraño; no sé. Así hay más casos que comentaré con Ortiga en privado para comparar lo que yo quise decir y lo que entendió ella.

    Quiero recalcar que yo tampoco me considero analfabeto funcional y que nadie que haya hablado conmigo piensa que lo sea. Es más, estudio teoría literaria, así que cuando me siento a escribir sé más o menos lo que estoy haciendo. Yo he defendido mi libro y si la gente quiere contrastar opiniones, verá que hay algo que no encaja. Como dice Ortiga, parece que no hayan leído el mismo libro. Si vais al blog de mi editora, que se encarga de la publicidad, no dice que es una novela apasionante, con ritmo vibrante y que te deja sin aliento, sino que tiene matices y Jorge me dice muchas veces que me paso de sutil. Considero que no hay que tomar al lector por idiota. Hay gente que pilla cosas de los personajes y otros, otras. ¿Qué pasa aquí? Lo hablaré con Ortiga por privado.

    Los defectos mayoritarios de la novela (aparte de la confusión) son cosas que son propias del género pulp y me alegro que así sea, porque tuve que adaptar mi voz narrativa a la de ese género, algo que me costó bastante y que Ortiga considera que es algo que deben hacer los escritores. Ahí no veo fallo. Es como si alguien quisiera buscarle lógica a un poema surrealista.

    Para acabar ya con esto, quiero dar las gracias a Ortiga por la reseña aunque tengamos criterios y opiniones distintas. Le dije que la mencionaría al final de la saga en los Agradecimientos por su ayuda, pero la saga es larga y no sé cuándo acabará, por lo que pienso dedicarle el segundo libro a Las Malas Hierbas, aunque haya gente que piense que soy idiota, pero esta reseña me ha dado nuevas fuerzas para acabar la historia. Como Jorge ha dicho, esto es una saga y los detalles se irán perfilando más. Ortiga dice que Orlando tiene recursos televisivos y que parece un cómic de superhéroes (algo que hice intencionadamente), ¿alguien conoce una serie o cómic que en su primer capítulo lo cuente todo?

    Yo también lo he dicho todo ya.

    PD: Si un blog me hace una reseña conteniéndose para no quedar mal con la editorial o con el autor, para mi ha perdido toda credibilidad. Este blog no lo ha hecho nunca y por eso lo respeto. Que cada cual piense lo que quiera.

    ResponderEliminar
  22. Dios, la que son capaces de liar unas hierbajas venenosas xDDDD Me parto con los comentarios xD
    No entiendo cómo hay gente capaz de criticar este método de reseñar, es el que más gracia nos hace a los lectores y el que más enseña a los escritores, ¿cuál es el problema? Quien se sienta ofendido, pues que se fastidie, a menos que pueda contradecir alguno de los fallos que Hortija ha mencionado.

    Respecto al libro, creo que yo no podría leer algo tan caótico O.o La verdad es que me llama mucho la atención el ambiente Gotham decimonónico, y lo cierto es que el personaje me parece muy muy interesante, pero no creo que la trama me guste mucho viendo cómo está construida.

    Oye, por cierto, decir que este blog me ha animado a crear (aparte de ayudarme en mi formación como ''pre-escritor'') el mío propio. Lo he sacado al público hace nada, así que es virgencito :D http://panemcircensesetlitterae.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  23. En una novela corta, si te paras demasiado a caracterizar personajes que son deliberadamente arquetipos, te comes la mitad de la extensión.

    ResponderEliminar
  24. Woah. Demasiados comentarios (demasiado largos) como contestarlos todos. Seré breve.

    Jorge Plana. No puedo decir que me apene que no pienses volver, lo admito (soy una hierba muy sincera), y coincido contigo en que la conversación no llevaba a ninguna parte (es lo malo de discutir con alguien que basa su argumentación en falacias). Al margen de eso, no mucho que añadir: tu mensaje habla por sí mismo. Sólo quiero decir que me me has arrancado una buena carcajada con lo de la demagogia xD En serio, me encanta, es la palabra mágica de todo buen político: ¿no sabes cómo responder a una acusación de tu adversario?, demagogia. Infalible. Ah, sí, y lo repetiré una vez más, que claramente todavía no ha calado: yo no escribo reseñas, escribo CRÍTICAS. Me gusta llamar a las cosas por su nombre, ya lo he dicho.

    Jorge, un placer leerte. Muy fan de tu comentario, de verdad =)

    Félix, no te preocupes por mí. De verdad, esto no me cabrea en absoluto. Estoy un tanto frustrada por la forma de "discutir" de Jorge Plana, pero de sobra tendrías que saber a estas alturas que no me molesta que la gente venga a trollear. Bien al contrario... e.e
    Sólo quiero añadir una cosa a lo que has dicho: lo de la monarquía. Si bien es cierto que al rey se le menciona alguna vez en la historia antes de la página 103, no se menciona el país, que yo recuerde. De ahí mi comentario. No que el país en sí sea importante (el nombre, me refiero), es simplemente un añadido más a la falta de ambientación clara. Como ya dices, hablaremos de esto con calma por correo.

    En todo caso, quiero aprovechar para añadir una última apreciación sobre mi crítica en general (y que probablemente explique, al menos en parte, por qué parece que me haya leído un libro distinto al que se han leído otras personas). Mi crítica no está analizando el libro teniendo en cuenta el género: yo analizo las características narrativas desde un punto de vista "neutro". Que esta novela se ajuste o no a su género es algo que personalmente no me interesa, así de sencillo; a mí me interesa ver si se trata de buena literatura, al margen de características secundarias propias de uno u otro género. Por si mi opinión personal le importa a alguien, creo que esta novela probablemente se ajusta bien al género pulp (aunque no es que yo haya leído tanto pulp como para opinar en voz muy alta), pero tiene varias cosas muy mejorables (la confusión, como punto clave). En todo caso, cada cual tiene que decidir si le importa: yo no le digo a nadie lo que tiene que leer o lo que le tiene que gustar; a mí me gustan mucho las novelas adolescentes chorra, no tiene nada de malo, me resultan entretenidas. Leed lo que os dé la gana y disfrutadlo, demonios. Este blog tendría que servir para aprender a reconocer ciertas cosas, lo que hagáis luego con ellas es cosa vuestra.


    Con amorr,

    O.

    ResponderEliminar
  25. Buenas! Se que no viene mucho a cuento pero ¿vosotras habeis estudiado filologia? es que tengo dieciseis años y me estoy planteando estudiar esa carrera y viendo que sabeis bastante sobre literatura me ha entrado la curiosidad...gracias :)

    ResponderEliminar
  26. Venir al Jardín de las Malas Hierbas, ofrecer voluntariamente un relato y esperar que sean buenos contigo es como ir a una Mazmorra de Sadomasoquismo y esperar que te den besitos de fresa.

    Parece que realmente sois novatillos, porque mira que no han dicho las Hierbas más de un par de veces que aquí no se reseña con amorr, aquí se critica (al menos hasta donde yo tengo entendido).

    Por otro lado, a lo mejor soy yo, pero creo que Rubén ha sido muy valiente por enviar el relato; creo que sabía a qué se enfrentaba. Y sinceramente, yo prefiero que las Hierbas digan la verdad (por mucho que duela a veces, que sí, a veces puede pasar de urticante a cortante), a que digan mentiras vacías y típicas de "No, si la novela es maravillosa porque a mí me ha gustado mucho jijijajajuju", que son la clase de reseñas que yo, quizás por desgracia, he acostumbrado a ver en otros blogs, creando una red de retroalimentación de reseñas vacías y copiadas.


    Aparte de ese cubo de agua fría que bien puede doler o bien puede animar al escritor a mejorar y quizás mostrar más atención (o incluso mejor; seguir haciendo lo que ÉL quiere porque NADIE le obliga a cambiar realmente), me asombra el hecho de que a la mínima crítica con pocas palabras bonitas se monte tal paripé.

    Señoras y señores, para gustos colores y para gustos opiniones; las Hierbas han hablado y expresado la suya (no las culpemos, la delicadeza no es lo suyo). Pero ¿por qué por las buenas reseñas que pueda recibir la novela de Rubén (que de hecho a mí SÍ me atrae la historia y seguramente la lea y la disfrute) no se hace una fiesta, pero por una crítica, hay que armar guerra?

    Las malas críticas existen y hay que saber encajarlas todas; si no hubieran sido las Malas Hierbas podría haber sido cualquier otro, de mejor o peor manera.

    Yo misma, de hecho, tras escribir mi primera novela (400 páginas, 1º parte de 2, sí: MENUDO PAPELÓN!), a veces redactando sin ganas y otras con ánimo, he aprendido algo muy importante tras leer críticas y críticas aquí: hay que aprender a superarse, a reírse de sí mismo, y lo más importante: a estar contento con lo que uno escribe. Así, si me critican.... ¡pues a mi plin!

    Este mundillo de la escritura no es un lugar bonito, señores y señoras. Es un campo de batalla y gana el más duro y el que más confía en el filo de su historia.

    (Esa frase es mía, la voy a registrar).

    Y no mucho más. Paz, amor, espadañas y buen rollo. No os toméis todo esto tan en serio; podría ser peor. Podría ser el mismo autor el que odiara su historia; y esperemos que nunca sea así.

    Un saludo y todo muy zen

    Alex

    ResponderEliminar
  27. Deberías incluir la primera frase de Alex en el Servicio de Correcciones:
    "Venir al Jardín de las Malas Hierbas, ofrecer voluntariamente un relato y esperar que sean buenos contigo es como ir a una Mazmorra de Sadomasoquismo y esperar que te den besitos de fresa."

    Sería brutal xD

    ResponderEliminar
  28. No sé si leerá ya mi comentario a estas alturas, pero bueno.

    Me gustaría decirle a Félix que me alegro de que quiera romper un con el machismo, defender la ambigüedad sexual y decir que las convenciones sociales son estúpidas; pero tiene que tener cuidado al intentar hacer eso porque puede que quiera transmitir una cosa y acabe diciendo otra distinta. Ya que, y esto no va por él (no he leído su libro y no puedo juzgar), parece que últimamente se ha impuesto la estúpida creencia de que: protagonista femenina fuerte que pega tortas=feminismo; y no es así. Se puede poder a una protagonista fuerte y hacer una novela tremendamente machista donde se sigan perpetuando discriminaciones y roles de género.

    Por lo demás lo animo a que mejore en las próximas novelas. Una profesora mía decía que los elogios están muy bien, pero que son las críticas las que nos hacen mejorar porque nos permiten ser conscientes de los defectos que no notamos por nuestra cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  29. yo no sé si leiste con pocas ganas Ortiga pero cuando me lei el libro, en partes en donde tu dices que algo 'salio de la nada' (tu no usas esa expresion pero basicamente eso dices) pues yo lo vi explicado antes, tal vez algunas cosas se te perdieron en el camino, tal vez hiciste lo que llamais una lectura diagonal pero realmente en muchas cosas q marcas no estoy de acuerdo xq bueno, como te dije, me parece q se te pasaron algunos detalles y eso no esta muy bueno si vas a criticar cosas en las q no prestaste atencion (creo q me he enredado espero q se entienda lo q quise decir)

    y nada las malas hierbas a veces hacen buenas criticas siempre son de malas maneras a veces hasta pecan de irrespetuosas pero yo disfruto mucho las entradas de Ortiga.

    eso, que andeis bien!!

    ResponderEliminar
  30. Puedo entender que gente que no transita por el blog, se sorprenda un poco de la forma de criticar, especialmente si eres amigo/ familiar/ allegado del autor. Pero este blog es lo que es y nos ha hecho reir hasta casi llorar de la risa por la maldades que ponen.
    Siento vergüenza de leer algunos comentarios, especialmente los escondidos tras el anonimato. Si insultas a alguien ten las pelotas de firmar.
    Y como siempre, gracias chicas por hacernos reir y por enseñarnos.

    ResponderEliminar
  31. Bueno, Go Ku, es completamente posible que tengas razón. No soy infalible, soy humana, a veces se me pasan cosas, a veces un libro sencillamente se me atraganta y no lo leo correctamente (no es habitual, pero puede suceder). En todo caso, creo que estoy llegando a una especie de acuerdo tácito con Rubén a través de email. Hablando se entiende la gente xD

    Siempre tenéis la opción de comprar vosotros mismos el libro y contrastar opiniones. Como digo, no es habitual que meta tanto la pata con un libro, pero sin duda puede suceder. A mí este libro me ha parecido confuso, y eso me ha dificultado mucho la lectura a todos los niveles. Al margen de eso, Rubén ya sabe lo que opino =P


    Con amorr,

    O.


    P.D. ¡Esta vez no hice lectura diagonal! T-T Si lo hago, lo digo.

    ResponderEliminar
  32. Señor, editor, autor, amiguitos del autor: si el libro no ha gustado os aguantáis.
    Sois un verdadero coñazo.
    Procurare no leer nunca, ningún libro de esta editorial. Sois basura cutre.

    ResponderEliminar
  33. Señoras y señores, aquí llega el el iluminado de turno :D

    Si es que... tiene que haber de todo en la viña del Señor.


    O.


    P.D. Aprovecho para recordar que la política de blog es que está prohibido pisarnos las margaritas. Las únicas a las que se puede insultar aquí somos nosotras. Las Malas Hierbas consideraremos cualquier otra salida de tono no bienvenida. Las opiniones se expresan con corrección o no se expresan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si t refieres al comentario anterior, estas equivocada.
      Odio a los editores y amigos de autores que se dan de ostias por defender el libro de un amigo y simplemente he querido expresarlo

      Eliminar
  34. A veces me equivoco, Unknown. Esta no es una de esas veces.

    Llamar basura a una persona o a una editorial, creo que cualquier persona razonable coincidirá conmigo, es una falta de respeto.

    Tú puedes odiar a quien te dé la gana y decirlo de la manera que más te guste. Pero esta no es tu casa, así pues, de cara a futuros comentarios, te agradecería que cuidases las formas. Como he dicho, en este blog los únicos insultos permitidos son los que se nos dirijan a nosotras, Malas Hierbas. Cualquier otra salida de tono no será bien recibida.

    Nosotras no censuramos, somos mucho más partidarias de la autocensura responsable, pero tened todos por seguro que no tenemos el más mínimo problema en plantar un cepo en torno a la margarita que se os ocurra intentar pisar.

    Nuestra casa, nuestras reglas. Y tonterías, las justas.


    Fdo. O.

    ResponderEliminar
  35. Buenas, borré los comentarios sobre las referencias porque ya dije que lo solté en caliente por atribuirme referencias que no eran.

    Creo que mis motivos están justificados y como creo que nadie podrá acusarme de perder las formas, me gustaría que me respetaras, Ortiga.

    Un saludo.

    PD: Aprovecho para borrar todos mis comentarios de defensa del libro. Que se defienda él solo =D

    Después de ignorarme en cierto favor, aunque la responsable sea Zarza, siento que me lo he ganado.

    ResponderEliminar
  36. Ah, dejé el comentario para dejar claro nuestro punto de vista editorial y ej el que crítico ciertas actitudes que no me parecen correctas.

    Eso es todo ya.

    ResponderEliminar
  37. Pero, vamos a ver, alma cándida:

    >>Después de ignorarme en cierto favor, aunque la responsable sea Zarza, siento que me lo he ganado.
    ¿Qué favor, ni qué responsable, ni qué niño muerto? Me veo en la obligación de señalar (visto lo visto, parece ser necesario), que Zarza y yo somos entes independientes. Si yo digo que "yo" salgo de una discusión, eso no significa "Zarza y yo", significa YO.

    En otro orden de cosas... Después de la que nos has liado, ¿y todavía vienes aquí a pedir a la carta? Esto no es un restaurante.

    Si hablaste en caliente, cosas que pasan. Estás en tu derecho de disculparte, de desdecirte o de afrontar la situación de cualquier otra manera que te guste, pero lo dicho, dicho está. A nosotras no nos parece que tus motivos sean justificación suficiente; que a ti no te venga bien no es justificación suficiente. Dicen por ahí que, si vas a escribir en caliente, tienes que dejar reposar el texto un día antes de entregarlo al destinatario; la próxima vez, aplícate el cuento.

    Lo siento por ti, pero la política del blog está clara: los comentarios volverán a postearse.


    Sinceramente,

    O.

    ResponderEliminar
  38. [Comentario borrado.]

    El 27 de mayo de 2015, las 16.28, Felix dijo:

    Buenas, soy yo otra vez. Ya he leído la reseña desde el principio hasta el final y me gustaría defenderme, no por mí, sino por el editor. Para mí Jorge tendría que haber defendido el libro siguiendo los motivos por los que él y la otra editora lo publicaron porque así dan una visión alternativa del libro.

    En primer lugar, siempre he defendido que cualquier género es bueno si tiene al autor adecuado. A Jorge y a mí nos cabrea que la gente piense que el pulp solo es espadazos sin sentido y literatura cutre porque va más allá de eso. Es literatura popular y de fácil lectura.

    Partiendo de ahí, traté de hacer una novela con miga imitando el estilo. En esa línea van las metáforas y descripciones, porque yo jamás en mi vida he usado ese estilo y metáforas. Hay autores al margen de yo que han hecho esto. En concreto uno que decidió parodiar las novelas de caballerías y realizó párrafos calcando descripciones de ese estilo y la estructura de dichas novelas. No me estoy comparando con él ni mucho menos, que me faltan muchas cosas por mejorar y por eso sigo todas vuestras entradas.

    Por cierto, una de las novelas de caballerías más famosas es el Orlando furioso, una novela italiana y que Alonso Quijano, alias Don Quijote, usaba como inspiración para hacer sus tontunas. Ortiga, no sé si te acordarás, pero la nacionalidad de Orlando, o la que él se achacaba, era italiana. Sigo en otro comentario para no hacer testamento.

    ResponderEliminar
  39. [Comentario borrado.]

    El 27 de mayo de 2015, las 16.37, Felix dijo:

    En segundo lugar, no me enamoré de La Maupin, sino de la novela Orlando, de Virginia Woolf. Novela que Lady Violet lee y por la que toma el nombre de su alter ego mientras se le va la olla. Todos los personajes le dicen que no es normal lo que hace (a veces me temía ser demasiado cantoso con las referencias). Orlando es uno de los símbolos del movimiento feminista y el pulp ha sido un género siempre muy machista, algo que odio. De nuevo, queriendo cruzar la literatura elevada y la de corte popular mezclé los títulos y me reí de todos los tópicos del género. En realidad, Violet es imbécil y eso debería verlo cualquiera con dos dedos de frente. ¿Tiene comportamientos machistas? Sí, y sigo queriendo hacer pulp feminista.

    Orlando es una novela que defiende la ambiguedad sexual. Deconstruye el género para hacer ver que las consideraciones sociales sobre él son estúpidas y lo que importa es el individuo.

    Por otro lado, la estructura está partida porque quería que el lector se implicara en la historia reconstruyéndola y está dividida en relatos como los capítulos de las series de televisión. Lo sé, Ortiga, sé que dices que no debemos compararnos con los grandes, pero me gusta mucho Cortázar y Rayuela y sabiendo que podía publicar con Pulpture, quería aprovechar para ponerme a prueba.

    ResponderEliminar
  40. [Comentario borrado.]

    El 27 de mayo de 2015, las 16.42, Felix dijo:

    De nuevo, muchas gracias por la reseña, Ortiga. Te fijas en muchas cosas y, aunque me falta mejorar, hago cosas bien porque te has fijado en ellas aunque las has interpretado de distinta manera. Sí, el narrador tiene mucho crush con Orlando. Estaba experimentando con la narratología y se verá más claro lo que intento hacer conforme avance la trama.

    Mantengo lo que dije en mi correo. Si respondí a la reseña fue porque leí el comentario de Trixie y no quería que la gente malinterpretara las intenciones de mi novela. Repito, el estilo es el del pulp: sencillo a decir basta. Quería jugar con el texto y el subtexto como decís vosotras. Y si no dejé las cosas más claras es porque tenía límites de páginas y tuve que dejar cosas para el segundo libro.

    PD: Lo de noviembre es por el cómic V de Vendetta de Alan Moore, el terrorista loco que regalaba violetas a sus víctimas y que ahora se entiende como un héroe en los movimientos sociales.

    Y comparto tu opinión sobre lo estúpida que es la sociedad en la novela de mi época. De nuevo, me alegro que te dieras cuenta de ello.

    ResponderEliminar
  41. [Comentario borrado.]

    El 30 de mayo de 2015, a las 2.14, Félix dijo: [me acabo de fijar en que el nombre sí aparece con tilde en blogger, no sé por qué pensaba que no, sorry!]

    Hola, sigo por aquí y si alguien quiere decirme cosas como estas, puede buscarme por twitter [borrado por Ortiga] y yo respondo encantado para lo que sea, ya sea bueno o malo.

    Creo que tienes razón en lo que dices y por eso me esforcé en aclarar que hice al personaje así adrede. No es un ejemplo a seguir. De hecho a pesar de que a veces pueda caer simpático por el lado juguetón que tiene, está metido en una espiral de autodestrucción. No es un modelo a seguir y todos los personajes le reprochan su conducta. El mensaje feminista está en las razones que llevó a ese personaje ser así y es una crítica social. 

    El tema es complejillo, pero si quieres tirarme de las orejas por otra cosa, siempre estoy dispuesto a hablar.

    ResponderEliminar
  42. Bueno, vamos a ver, alma cándida.

    Tiene gracia que me digas que he montado un pollo cuando yo te HE DEFENDIDO tu derecho a libertad de expresión y, para no montar más pollos, no critiqué abiertamente a mis amigos, sino que lo dejé en el aire. Porque, oye querían ayudarme. Y eso lo usaste tú para sacar a Jorge cuando no tenía nada que ver. Si posteé por segunda vez después de Jorge diciendo que yo actuaba de forma distinta, sin criticar en ningún momento su actitud, se supone que eso se mantiene si el debate entre vosotros sigue en la misma línea en los comentarios posteriores. Lo dejé pasar para no montar pollos, pero uno tiene un límite.

    Después de ver la entrada a Zarza adjudicándome palabras de otros soterradamente (porque si no, dime a cuento de que vienen tantas bromitas con Woolf y Orlando) y haciendo bromas a partir de comentarios tuyos, se agotó mi paciencia.

    Axel dijo que venir aquí y esperar una crítica buena es como ir al BSDM y esperar recibir besitos de fresa. Hacer críticas a base de humor ácido sobre el trabajo de otra gente y esperar que nadie se cabree, no tiene lógica.

    Ya me da igual que la gente piense que no sé aceptar una mala crítica. En ningún momento me ha enfadado eso. Lo que me ha cabreado es la última entrada que habéis hecho porque me ha hecho sentir como un gilipollas al ver tantas burlas sacando cosas de contexto.

    Por cierto, mi lector objetivo pilló la trama de la novela sin leer las novelas de Woolf. La base de mi novela no son las referencias; son un elemento más.

    Ahora no quiero que me digas que sabía a lo que venía. Yo no sabía que ibas a destrozar la novela sacando cosas de contexto como has hecho todo el rato, basándote solo en el análisis formal. Usando el estilo de Zarza, me parece fascinante que alguien que se ha formado use su método de trabajo como si fuera palabra de Dios sabiendo que hay un montón de disputas en el campo de la crítica literaria, sobre todo teniendo en cuenta que la escuela que sentó las bases del análisis formal y que solo se centraba en eso (el formalismo ruso) está de capa caída.

    ResponderEliminar
  43. Os sigo admirando como críticas, pero ya está. Jamás supuse que esto llegaría a este nivel. Me hace gracia que el pollo este te canse tanto teniendo en cuenta lo que te diviertes con los trolls.

    En fin, yo solo digo que ciertas bromitas y frases puede que sean como los boomerangs y que ya me da igual lo que la gente piense de mí por esto. Intenté todo el rato sembrar paz y me salió el tiro por la culata.

    ResponderEliminar
  44. Criatura, lee la entrada sobre referencias. Yo no te he adjudicado nada. En cualquier caso me resulta francamente gracioso que te des por aludido cuando hablo de Virginia Woolf. Lo creas o no, esa mujer hizo cosas más meritorias que servirte de inspiración para tu novela. Quizás, sólo quizás, la menciono por eso (por ejemplo, por su opinión sobre el Ulises, como aclaro en la entrada sobre referencias, precisamente temiendo esta situación. Me siento muy Casandra ahora mismo).

    ResponderEliminar
  45. *Sonoro bostezo*

    Nada, nada, hijo. Allá tú con tu libre reinterpretación de mis intervenciones. De verdad que hay cosas que ni sé de dónde las sacas. Pero bien.

    Nos pediste que "te dejásemos en paz" y lo hicimos. Quizá va siendo hora de que tú también hagas lo propio.


    Sinceramente,

    O.

    ResponderEliminar
  46. ... dejo toda la confianza, mía, sobre la obra, a Maria Patiño, digo a Anonimo Barneda. Chic@s tengo problemas en la fonda de Nalda. Paso en breve a otra cantina. Mandarme lo q sea por las lineas habituales. Por las curvas no que falla mucho el wi-fi... besazoooo ciaooo..

    ResponderEliminar
  47. Holaaaa

    YO estoy de acuerdo con el primer comentario (por orden de antigüedad) que ha hecho Chaos. NO los he leído todos. Por eso l lo digo así.

    Yo no soy escritora, pero estoy empezando. Creo que el método de las malas hierbas para criticar es el más acertado, porque nos resalta todos los errores que cometemos y eso nos viene muy bien (por lo menos a mí, aunque nunca haya solicitado sus servicios). Nada más que decir. Un saludo,
    A
    PD: no tiene sentido todo este barullo. Su blofg, su contenido. Ellas ponen lo que quieren, y si no os gusta, no lo miréis. NO miréis la verdad.

    ResponderEliminar

A las malas hierbas no nos gusta la censura, así que eres muy libre de comentar lo que te apetezca. Eso sí, cuidado con faltar al respeto a otros usuarios: las malas hierbas sabemos cuidarnos solas, pero ojo con pisarnos las margaritas.

Por cierto, por cierto. Si te lanzas a poner un comentario en una entrada y luego lo borras (sin motivo justificado), volveremos a postearlo. Es una amenaza. ¡Muajajajajajjajajaj!

Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com