Donde la literatura y la maldad se toman un té

martes, 12 de septiembre de 2017

Alas de fuego, de Laura Gallego (Innombrables 18)


Queridas malas hierbas,

Esta está a punto de convertirse en mi carta de suicidio. Sigo sin quereros, pero me apetecía haceros sentir culpables. De nada.

Dejad que os explique. El otro día tuve un deseo de muerte y decidí leer un libro de Laura Gallego. ¿Habría sido más rápido con Moccia? Puede, pero sospecho que más doloroso. Aun así me mata tanto que esta autora sea premio nacional de literatura. Me da ganas de bajarme en marcha de la vida.

La cuestión es que me leí Alas de fuego, una versión vieja que me dio Ortiga hace siglos y que me he dedicado a llenar de dibujos y comentarios (¿alguien la quiere?). Y dioses, me ha devuelto la vida. Hacía tanto que no me reía a carcajada limpia con un libro. Más o menos desde que tenía trece años y leí Memorias de Idhún. Recuerdo que mi padre solía entrar en la habitación para ver si había perdido la cabeza. Pero no, es que Memorias de Idhún era TAN divertido. Quizás debería releerme el primer libro.



En cualquier caso, hablemos de Alas de fuego. A nivel narrativo no voy a decir demasiado, porque, francamente, no hay por dónde cogerlo (lo cual quiere decir que en esta entrada me voy a dedicar a reírme, wiiii). Es EXPLICATIVO, como todo lo que escribe Laura Gallego, realmente. Pero Dios. ¿Esta mujer sabe lo que es un silencio? Dentro de que es explicativo además tiene gracia, porque durante toda la novela el narrador omnisciente nos habla de ciertas características que tienen los ángeles (la protagonista es una sirena un ángel llamado Ahriel) y el personaje no cumple una sola de esas características. De hecho, es doblemente gracioso, porque según avanza la novela te quieren tongar con que hay un tipo de cambio profundo en la protagonista (varios) y ya no actúa como un ángel y oh, qué desgracia, qué crisis existencial, ¿entonces qué soy? Pero nunca ha actuado como un ángel. Jamás. Así que sigue sin ser un cambio, lo único que sucede es que el narrador de pronto se da cuenta. El cambio en todo caso sería de la voz narrativa, que tiene un momento de revelación.

La narración es PLANA, a más no poder. Además de ser explicativo, hay received text por doquier, y clichés, y los diálogos en general son como para echarles de comer aparte (discursos sobre planes malvados, ángeles de cientos de años que se expresan como crías de quince…).

Los personajes carecen de objetivos la mayor parte del tiempo, y de vez en cuando les surge alguno puntual que dura unas cinco páginas, así que casi no hay hilo conductor. Los objetivos son conscientes y planos (y breves) y están explicados pormenorizadamente por la voz narrativa, así que en este aspecto tampoco hay nada de interés.

La selección de elementos es muy pobre, la autoridad de la voz narrativa brilla por su ausencia (además el narrador cambia de conciencia de personaje alegremente y sin frenos, y desde luego, sin justificación) y la lógica de esta novela es la cosa más extraña y amorfa que he visto en mi vida. Todo está cogido con pinzas o es en general un maldito sinsentido. Lo cual, admito, también ha contribuido mucho a que me riera a mandíbula batiente (expresión, por cierto, que me parece muy siniestra).

Tengo que admitir que hay como un intento de núcleo, pero 1º no está construido en el texto, 2º es ridículo dada la situación y 3º la voz narrativa intenta convencerte de ello explicitándolo. Y fracasa estrepitosamente.

Incluso los aspectos comerciales del libro están muy mal hechos. La tensión narrativa y el foreshadowing son como de uno de esos libros que lees con tres años, para que os hagáis una idea.

Y ahora es cuando llegamos a la parte en la que nos reímos. Como siempre, dejadme que os ponga en antecedentes (atención, spoilers por doquier, pero no tantos como suelo poner):

Ahriel es un ángel al servicio de la reina Marla, a la que guía y protege. Un buen día se da cuenta de que ha hecho un trabajo pésimo como mentora y de que conoce más al panadero de la esquina que a su protegida: Marla es un mal bicho que quiere gobernar a todos los reinos por la fuerza. El ángel acaba drogado y con un cepo en las alas, abandonado en la peor prisión del reino: Gorlian. Para que nos entendamos, Gorlian es una especie de micromundo cenagoso donde el tiempo transcurre de forma distinta y todos los habitantes son presos muy chungos (bueno, casi todos: también hay bichos deformes llamados engendros [quiero decir aparte de Ahriel]. Allí se lía con un tipo llamado… No os voy a mentir, no me acuerdo. Y pasan muchas cosas con muy poco interés durante incontables años. El ángel mata en determinado momento a una especie de Jabba, se hace amiga de un viejo, monta en un engendro… No sé. Cosas que pasan en una ciénaga.
El típico bicho que aparece en El hobbit y en otras doscientas películas.

Hay un par de cosas brillantes de las que quería reírme con vosotros. Es decir, había más, pero me siento extremedamente vaga y lo voy a dejar en dos. Luego os pongo unas cuantas fotos de mis garabatos y quedamos en paz.

-Ahriel, la de los brazos maxi roll. 
En determinado momento, a Ahriel la ataca un gusano gigante que enrosca la lengua en torno al tobillo del ángel y la arrastra para comérsela. Ahriel se agarra a una roca y acaba con los brazos estirados, intentando resistir. Por supuesto, hasta que se le ocurre la brillante idea de coger una piedra afilada y cortar la lengua del gusano, la cual, recordemos, está rodeándole el tobillo. Me gustaría que hicierais la prueba de tumbaros estirados. Ahora intentad llegar a vuestro tobillo estirando el brazo. Recordad que no podéis encogeros porque un gusano gigante esta tirando de vuestra pierna. ¿Podéis? No, ¿verdad? Felicidades, no sois un gorila. Ahriel sí.

-Ahriel y Jabba, el sapo de Schrödinger.
En otro momento de la novela Ahriel lucha contra el Rey de la Ciénaga, un sapo gigante. Durante la pelea suceden varias cosas: 1º Ahriel se sube a la cabeza del sapo y se mantiene allí de pie "clavando bien fuerte los talones"; 2º después de haber matado al bicho (sorprendentemente no de atravesarle el cerebro con los talones) lo levanta delante de una asombrada multitud y lo tira al suelo. Mi pregunta es: ¿qué tamaño tiene este sapo? Porque si es tan grande como para que pueda mantenerse en pie tranquilamente en lo alto de su coronilla no sé cómo luego es capaz de levantar el cadáver a pulso. Y si es lo bastante pequeño para poderlo levantar sin problemas, eso de mantenerse en equilibrio sobre la cabeza del bicho suena peliagudo. Sobre todo porque durante la pelea está medio inmovilizada y no puede usar los brazos ni las alas.

Os hablaría de la pelea final porque es GLORIOSA. Pero me da haceros spoilers. Haceos un favor y leed este libro ya. El de Ortiga mío me estoy planteando sortearlo.

Aquí tenéis algunos de mis comentarios chorra y mis dibujos aún más chorra:






Y con esto y un bizcocho hasta dentro de tres siglos a las ocho, que probablemente será cuando vuelva a escribir una entrada. Ortiga: ¡¡Furcia!! ¬¬ La semana que viene vas a escribir otra entrada, me lo prometiste. Zarza: Repámpanos. Bueno. Pues hasta la semana que viene a las ocho. Repámpanos.

No os quiere,

Z.

P.S.: Ortiga: Hola :D Deberías querer este libro (no este libro, sino este ejemplar, esta pobre, hermosa criatura pintarrajeada por Zarza). La gente que iba a mi alrededor en el tren mientras lo leía también lo querían. De hecho, una mujer se acercó a preguntarme el título para regalárselo a su hermana al ver que me estaba riendo tanto. Daos por avisados.

7 comentarios :

  1. Hostia illo illo

    QUE SE SORTEE ESE LIBRO,PARFAVAH!!!!!!

    Aarón

    ResponderEliminar
  2. Pues, no es por hacerme publicidad (bueno, sí), pero si te apetece leerte el primer libro de "Memorias de Idhún" casualmente estoy a medio escribir un fanfic gender-bender del mismo. Yo creo que así te puedes reír más todavía. Si te interesa pásate por mi blog.

    SPAM, SPAM, SPAM.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Zarza:

    ¡Ay, ay! Este libro me encantó cuando me lo leí en su momento, pero con lo de los brazos maxiroll me has matado XD Cuando te cuelan estas cosas y no te das cuenta y luego te lo explican, te sientes tonta de remate. Así que nada... tendré que hacer una relectura, porque ahora mismo solo tengo mi recuerdo infantil de este libro.

    En fin, que un encuentro entre Laura Gallego y tú no tendría desperdicio...

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
  4. Por dios, me leí este libro hará lo menos 10 años y, al leer el título, lo he confundido con "Dos velas para el diablo" y estaba tan confusa que casi me hiero a mí misma. Luego me he dado cuenta de mi error y de que no recuerdo NADA de este libro (sabía que había un ángel por la portada, que hay un segundo libro, y para de contar XD). Está bien que mi cerebro se ocupe de eliminar cosas innecesarias, jajaajja.

    ResponderEliminar
  5. Es que eres como mi madre, siempre buscando el detalle que no cuadra. Han pasado mas de 40 años y todavía me acuerdo que decía que una novela era malísima porque el protagonista acabo en la cárcel y de casi analfabeto se saco la carrera en un pis pas. Allí estaba ella contando años como una posesa: tantos de EGB, tantos de BUP, COU... No le salían las cuentas.
    Yo la verdad que este libro lo disfruté. El sapo lo imaginé tamaño humano y al ángel le dote de mas fuerza de la que tiene un humanucho normal, que "pa" eso es ángel.
    Y por lo que te reiste parece que tu también disfrutaste :)

    ResponderEliminar
  6. Yo Zarza!!! yo quiero el libro con anotaciones por favor sorteenlo!!!

    Apenas leí que estaba lleno de dibujitos recorde el de Caraval y me dije "lo quiero!!! lo quiero!!! quiero los bellos dibujos de Zarza en otro libro, necesito mas de ellos!!!

    Ni me he terminado de leer la reseña porque baje directamente a comentar esto :v

    ResponderEliminar
  7. Ya me ha pasado el momento de fangirleo, no se asuenten, he vuelto a ser una inofesnsiva hierbaja, Laura Gallego es una autora de la que no conozco nada mas que criticas maravillosas de parte de booktubers que en su época me daban la impresión de saber de lo que estaban hablando, fue una cruel estafa de la cual mi corozaón no acaba de recuperarse del todo, pero nunca me he tomado el trabajo ed leer alguno de sus libros auqnue creo que tengo un colección considerable en mi drive y tal vez me anime a darle una hojeada cuando se me pase la fiebre de lectura de manga XD

    Francamente el libro tiene toda la pinta de no tener nada de interesante, a menos que sea en su edición con las anotaciones de Zarza (tal como paso con Caraval, solo que las anotaciones eran de Ortiga y solo por eso y los dibujos de Zarza al inicio valió la pena leermelo)

    ResponderEliminar

A las malas hierbas no nos gusta la censura, así que eres muy libre de comentar lo que te apetezca. Eso sí, cuidado con faltar al respeto a otros usuarios: las malas hierbas sabemos cuidarnos solas, pero ojo con pisarnos las margaritas.

Por cierto, por cierto. Si te lanzas a poner un comentario en una entrada y luego lo borras (sin motivo justificado), volveremos a postearlo. Es una amenaza. ¡Muajajajajajjajajaj!

Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com